Un hashtag es una “etiqueta” que se compone de una palabra clave antecedida por el símbolo numeral, por ejemplo: #Pijamas

De esta forma, si tuvieras una tienda de Pijamas y ésta a su vez tuviera una cuenta en Instagram, Facebook . podrías incluir el hashtag #Pijamas en tus publicaciones para que las personas interesadas en el tópico puedan encontrarlas.

Aquí, algunas recomendaciones que debes tener en cuenta:

  • Céntrate en el objetivo antes de definir tus hashtags.
  • Investiga qué hashtags usa tu competencia, tus seguidores y los influenciadores del sector.
  • Utiliza palabras clave.
  • Haz uso de los buscadores de hashtags para identificar los más afines a tu público.
  • Usa hashtags populares, pero solo si tienen relación con el contenido. Si no, tus seguidores se decepcionarán y dejarán de seguirte.
  • Trata de usar hashtags menos genéricos y más específicos.
  • Recuerda que no debes incluir espacios ni caracteres especiales. Los números sí están permitidos.
  • Puedes usar mayúsculas al comienzo de cada palabra para que el hashtag se entienda más fácil
  • Evita las tildes. Sí, lo sé, es un suicidio ortográfico, pero la realidad es que los hashtags con tildes no se posicionan tan bien como aquellos que no las tienen. Los que incluyen emojis tampoco se posicionan bien.
  • Hazlo corto y fácil de recordar. Evita las palabras rebuscadas.
  • Varía, no te limites a usar siempre los mismos hashtags, ya que así pierdes la oportunidad de que te encuentren a través de otras etiquetas.
  • Ten en cuenta que las publicaciones deben ser públicas para que los usuarios las encuentren más fácilmente.
  • Usa hashtags también en tus historias de Instagram para que tengan un mayor alcance.
  • Recuerda que no es necesario destacar los hashtags para que funcionen. Puedes ubicarlos al final del mensaje o donde prefieras.
  • Realiza concursos de contenido generado por el usuario (UGC) a través de un hashtag específico.
  • Publica a las horas de mayor actividad.